Reseña: La ladrona de libros - Markus Zusak





Título: La ladrona de libros
Autor: Markus Zusak
Editorial: Debolsillo
Páginas: 539
Publicación: 2005
Recomendación: +14








  Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia. 

  En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Con éstas se escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable.

   
''Toda la vida he tenido miedo de los hombres
 que me vigilaban''
 Creo que a muchas personas, en especial a la clase que acostumbra y le agrada leer, tienen en común las palabras. Las hablamos, las razonamos, comprendemos e incluso cuestionamos. Liesel Meminger es sin duda alguna uno de los personajes más realistas que he leído en mucho tiempo y como persona, ésta chica es sin duda alguna alguien que -si existiera- sería la voz de miles de personas, alguien verdaderamente grande e increíble.

  La novela nos ambienta en la Alemania Nazi, época la cual no sé demasiado más de lo que leo en mis libros de texto en clases de historia o ciencias sociales. Fueron unos tiempos duros, demasiados y no es que esta novela me haya intrigado porque una niña de apenas diez años empieza una aventura donde sorprende a nuestro especial narrador, no. Lo sorprendente de aquí, por lo menos para mí, es como La muerte decide que es hora de contar una historia de una vida que vale la pena.  

 Muchos quizá piensen que el decirles que La muerte es nuestro narrador, sería considerado un spoiler, pero no lo es si prestas la suficiente atención desde el primer título <<La muerte y tú>>. Y a decir verdad, conocerla antes de que llegara mi hora, es algo espacial, no sé, me hace reír.
  Pero claro, el eje central es Liesel, esa pequeña niña. Leer cada página era como ver una vida pasar frente a mí. Él autor no la obligaba a hablar o a madurar repentinamente por cualquier razón. Entre las descripciones suaves y cálidas que hacía La muerte sobre Liesel y lo que se obligaba a ver y vivir en ese pequeño pueblo después de la repentina muerte de su hermano de camino a ahí, las cosas se podría decir que eran entretenidas -en el buen sentido-. Cualquiera pensaría que lo que tendría que vivir los próximos años, lejos de todo lo que alguna vez conoció, sería al lado de alguien cercano a ti, de tu propio hermano. Ese sería un vació existencial para cualquier otro tipo de protagonista, pero para Liesel, aquello le da una nueva oportunidad y la hace especial. 


  Hay personajes que en lo particular todos aman, como Rudy, el mejor amigo de Liesel, un pequeño rubio-ojos azules que le entretenía la presencia de su nueva amiga fuera donde fuera. En cuanto a mí, digamos que... no fue el mejor personaje, pero era su amigo y uno no siempre puede elegir los amigos de los demás (mucho menos de los de un libro). Se suponía que este chico era grandioso, inteligente, carismático, divertido... pero para mí era un simple niño más, de esos de los que te encuentras en un salón de clases y puedes hablar, y bien, eventualmente se convertiría en tu amigo, pero es todo.

  Hans y Rosa, los padres adoptivos de Liesel son otro asunto. Eran desde polos opuestos, hasta la complementación perfecta de lo que uno quisiera tener como padres (por lo menos desde la perspectiva de Liesel y las últimas criticas de La muerte).  Gracias a ellos, al bondoso y nada racista de Hans, conocemos a Max, personaje que, creo yo, se ha robado un pedazo de mi corazón en cada página que tenía oportunidad. 

  Max era judío, algo que no era catalogado como persona en ese tiempo y es una lástima porque, de nuevo, si el hubiese sido real, más que una simple descripción entre las palabras de un libro, cientos de personas lo hubiesen amado por su forma de pensar, por lo que había dentro de su corazón. Él era la razón de por qué me encontraba leyendo el libro cuando no se encontraba presente. Tan sólo quería que llegara el momento en el que él y Liesel se encontraran y me animaran con sus charlas.  


  Creo que la razón de por qué el nombre de La ladrona de libros es bastante obvia. Todo empieza la primera vez que roba uno, en el funeral de su hermano. Al ir aprendiendo descubre que sólo habla un buen entierro. Es una guía, pero no importa, eso no lo hace menos especial. Es único y ahí mismo hay palabras, palabras que conforme va aprendiendo y conociendo, la impulsan a más acciones que al final, literalmente, le salvan la vida.

  No puedo ser hipócrita y decir que al terminal de leerlo he llorado por el final, que me ha marcado la vida o que jamás volveré a pensar igual. ¿Y saben por qué? Es simple, muchos ven el concepto de las letras, de la pasión que tiene Liesel por leer y escribir en una época tan difícil, hay cientos de perspectivas desde dónde entender la novela y yo opte por el más directo: La muerte.

  Sé que esta muerte no es real, se que no es lo que nos esperará en un futuro, o probablemente sí, nadie vive para contarlo. Lo que sí sé, es que La muerte como tal, siempre se interesa por nosotros, somos una curiosidad andante que nunca parece tener fin. En esta ocasión Liesel Meminger tuvo la oportunidad de que la misma muerte fuera espectadora de su propia vida, de acunar sus memorias hasta el final, de ser firme con lo más obvio y triste de todo: La muerte. 

 Porque a pesar de que una vida sea lo suficientemente intrigante para alguien, las historias siempre tienen el mismo final, con distintas mezclas y evaluaciones, pero es lo mismo y ese simple detalle jamás abandono a la novela.  La muerte sabía que a pesar de todo, se terminaba de contar la vida de Liesiel en un sólo punto de la vida, sin más ni menos, hasta el día que ella muriera. Lo hermoso de esto es que no sabemos cuándo o dónde. Por lo menos hasta que cerramos el libro.

Puntuación
4.5|5

  

Share this:

CONVERSATION

6 pequeño(s) monstruo(s) han comentado:

  1. Esté libro me encantó y es uno de mis preferidos (por no decir el que más) Has hecho una reseña increíble y coincido contigo en que no es un spoiler decir que es la muerte la narradora, ya que en las primeras páginas lo desvela. Por otro lado, lo que más me ha gustado del libro es una cosita que has mencionado antes, que la muerte lo narra todo de una forma muy tierna, eso es lo que más me gusta a parte de los personajes, que están muy bien caracterizados y te encariñas de ellos con facilidad.
    Yo para ser sinceros, sí lloré con el final, se ve que soy de lágrima fácil.
    Me alegra saber que te ha gustado este libro tanto como a mí.
    Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no me lo he leído pero he visto la peli y la verdad es que es muy muy buena, creo que con la cantidad de buenas reseñas que he visto de el, quiza este mes lo agrege a mis lecturas. Rudy me gustó un monton y es raro que no le veas el carisma de ese muchacho pero bueno, supongo que como dices, cada quien ve la historia y lo demás desde donde quiere verlo(:

    ¡Bezasos!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    A mi este libro me encantó, por todo, pero le punto que más llamó mi atención es que nos mostraba el lado que no se ve en la historia, ese de los alemanes comunes y corrientes que no fueron a la guerra y que debieron quedarse sufriendo y muriendo. Saludos y que estés super =D

    ResponderEliminar
  4. Holiiss

    Te he nominado a 2 premios en mi blog!! Pasate http://lavidaentrelibro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Hola n___n

    Te he nominado a un premio por la calidad y el contenido de tu blog, ya que me parece muy importante el fomentar la lectura en los demás, así como el apoyo entre los blogs. Puedes pasar por tu premio a la entrada del Liebster Award http://www.losmillibros.blogspot.mx/2014/05/ganamos-el-liebster-award.html#.U4PCg3a_dEO

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola me llamo Facundo también estoy haciendo un blog y sería un honor que puedas pasar por el y si podes o te gustaría comentarlo sería increíble. Un saludo
    http://quepodriamosleer.blogspot.com

    ResponderEliminar