Reseña: Bruiser - Neal Shusterman







Título: Bruiser
Autor: Neal Shusterman

Editorial: HarperTeen
Publicación: Octubre 2011

Páginas: 328
Recomendación: +14









(Traducción tomada directamente de la portada por mi)

''Hay una razón por la cual Brewster no puede tener amigos - por qué no puede preocuparse por demasiadas personas.Porque cuando se preocupa por ti, cosas comienzan a suceder. Cosas imposibles que no pueden ser explicadas. Lo sé, porque me están pasando.''

Cuando Bronte comienza a salir con Brewster ''Bruiser''  Rawlins -el chico votado como ''El más probable a la pena de muerte'', su hermano gemelo, Tennyson, no se sorprende. Pero entonces las cosas extrañas comienzan a ocurrir. Las raspaduras de Tennyson y Bronte se curan anormalmente rápido y los cortes desaparecen ante sus ojos. Lo que en un principio parecía buena suerte resulta ser más de lo que esperaban... mucho más.



Tennyson tenía una mente llena de rápidos, concretos y superficiales pensamientos, me recordaba, de alguna forma, cuando las personas están demasiado ansiosas y toman más tazas de café de las que podrían regularmente ingerir; en el caso de Bronte, las cosas eran más fáciles, más infantiles de alguna forma y un tanto románticas como se supone deberían ser. Tenia emociones simples, pero reales y acordes al momento; Para Brewster, todo era más poético y profundo, las sensaciones eran claras, dolorosas en su mayoría, pero aceptables; terminando con Cody, quien era el más pequeño de todos, podía notar claramente la inocencia, preocupación e interés de un niño de su edad, el estrés por no poder decir las cosas correctas y enredar o meter a su hermano mayor en problemas.



Estos son los cuatro personajes que conforme una extensa y corta cantidad de capítulos nos van entrelazando en la historia, una que, desde un principio puede parecer indescifrable pero creo que eso es lo interesante y especial de ésta novela. 

Comencé a leerla con cierto miedo. Uno no sabe qué esperar con tan poca sinopsis y alguien que es capaz de absorber daños corporales y de otros tipos. Llegué a pensar que los personajes no me demostrarían lo suficiente, que serían superficiales. Pero me equivoque.

Amaba la forma en la que cada uno me invitaba a su espacio personal, llegaba un momento en el que olvidaba quién era el que estaba narrando, pero no importaba porque siempre tenían algo que los hacía únicos. En especial Brewster, ese chico pensaba diferente, completamente profundo. Sus pensamientos y acciones no eran simple prosa, eran versos justo como los de un poeta y eso me gustaba, había algo en ellos que me hacía reflexionarlos más a fondo.



Pensé también, en un principio que la historia giraría torno a la relación que desde un principio se establecía con Bronte y Brewster, pero esto sin duda alguna no es una novela romántica, no es una poesía barata. Cada personaje tiene una vida y aunque en ocaciones tenga que ver uno con el otro, no siempre se puede evitar tener pensamientos, sensaciones y problemas propios. Claro que para los más fuertes, Brewster se mantenía ahí, callado, sin quejarse ni una sola vez. 

Tío Hoyt, como lo menciona durante el libro el pequeño Cody, es en cambio un personaje irritable. Creo que el definitivamente era una persona rota como muchos otros personajes que aparecerían continuamente en el trascurso de la novela pero eso claramente lo hacía más real.

Y no puedo revelar si la novela se basa en el poder oculto que tiene Brewster, o en la sobreprotección que mantiene Tennyson, tampoco las emociones de una adolescente de Bronte o la vida de un niño como Cody. 

Uno cree que puede leer a una persona y contar su historia entera, puede ponerle un final perfecto o ignorar algunos hechos, pero Bruiser sin duda, es algo nuevo, algo totalmente diferente. 

Puede que no haya sido el final que hubiese querido darle, pero creo que la vida continua y aunque no puedan resolverse todos los problemas de una vida mundana o encontrar la respuesta a el acertijo más difícil del mundo, hay cosas que se van aprendiendo poco a poco y no siempre eres el centro del mundo, en momentos, puede que tu mismo hermano, novio o cuñado tengan historias incluso más interesantes que la vida de uno mismo.

Bruiser sin duda, ha sido un pequeño respiro para una noche de reflexión y diversión, algo sencillo, nada fuera de los límites de la imaginación pero con un mensaje que llega a lo profundo de uno mismo si se sabe interpretar de alguna forma positiva.

Puntuación
4|5


Share this:

CONVERSATION

2 pequeño(s) monstruo(s) han comentado:

  1. Hola guapa!! Me encanta la portada y por supuesto me has dejado con muchas ganas de leerlo, me lo apunto pero ya! Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!
    Me gusta mucho como se ve y la portada. Estoy segura que sería uno de los libros que me encantarían. Lo anotaré para pendientes. Saludos y que estés super. Gracias por la reseña =D

    ResponderEliminar