Reseña: Little Peach - Peggy Kern



Título: Little Peach
Autor: Peggy Kern
Editorial: Balzer + Bray
Publicación: 2015
Páginas: 208
Recomendación: +18
Puntuación: 5 | 5


  Cuando Michelle huye de su madre adicta a las drogas, sólo tiene el dinero suficiente para llegar a Nueva York, donde espera poder mudarse con una amiga, pero una vez llegando a la terminal de Autoridad, se enfrenta a la horrible verdad: está sola sin muchas opciones. Entonces conoce a Devon, un chico bien vestido con buena apariencia que emerge de la multitud con una gran sonrisa, ofreciendo un lugar para quedarse y una mirada que parecen comprender lo que ella siente. 
 Pero Devon no es lo que parece, y es cuando Michelle se encuentra sumergida en una red de prostitución infantil  donde él se convierte en su ''Daddy'' y ella en su ''Little Peach''. En un mundo con imposibles elecciones, donde la línea entre amor y abuso, captor y salvador, se ven irreconocibles. Esta inquietante vivida historia, ilustra el espíritu indomable en busca de un hogar y una chica que lucha por sobrevivir.


   No muchas veces encuentro libros que toquen temas sensibles y delicados, y me atrapen por completo. Little Peach es un libro corto que quise terminar en el menor tiempo posible pero por cuestiones que me mantenían alejada de permitirme sentarme a leer, tuve que dividirla en dos y acabarla en casi tres semanas. Es por ello que aunque tenga un poco difuminado el comienzo de esta historia, puedo asegurar que el final dejó el mensaje correcto.

   Definitivamente no es una lectura para personas sensibles o que pueda causarles conflicto el ser testigos de una historia basada en hechos reales que desafortunadamente le sucede a una gran cantidad de personas menores de edad. Aquí no encontrarás nada de amor en ninguna forma ni mucho menos un contexto social o familiar ético o con valores. No puedo decir que sea una lectura cruda al 100% pero contiene escenas que aunque en algunas ocasiones no cuenten los detalles tan minuciosamente,se tiene suficiente imaginación para saber que se trata de un tema y escenas que pueden resultar perturbadoras o fuertes.

   Michelle es tan sólo una niña de 14 años que no ha tenido una vida fácil. Su madre está ausente la mayor parte del tiempo y el único cariño que ha sido constante es el de su abuelo, hasta el momento en que él fallece y no le queda más que vivir tratando de conservar lo poco que queda de su madre drogadicta y alcoholica.

  El problema es que aunque su madre jura quererla como a nada, le demuestra lo contrario cuando la corre de su casa al malinterpretar una escena entre su novio y ella. Así que con los pocos ahorros que su abuelo le dejó antes de morir, decide ir en busca de una vieja amiga a Nueva York donde espera poder iniciar una buena vida lejos de todo dolor.

  Cuando se da cuenta de que en realidad no hay nadie para ella en esa ciudad y no cuenta con nada de dinero para hacer algo en una ciudad como Nueva York, conoce a Devon, un chico que parece confiable y le ofrece ayudarla a buscar a su amiga o quedarse en su departamento para pasar la noche. No muy decidida pero al comprobar que sus intenciones no eran malas, termina exactamente en su departamento y todo parece ir muy bien hasta que conoce a sus amigos y chicas roomies y se ve envuelta con mentiras y juegos psicológicos en una red de prostitución donde cree que no hay una solución mejor para poder sobrevivir.

  Hasta aquí puedo contarles puesto que el resto de la historia es el camino que Michelle recorre en este libro. Michelle es quien nos narra la historia justo como si nos estuviera contando a nosotros mismos, aunque claro, después se descubre a quién realmente le cuenta todos estos hechos.

   Honestamente es un libro difícil de leer porque sé con total claridad cual es la inocencia que una niña de catorce o doce años tiene y sin embargo, la autora hace hincapié en comentarios al finalizar la lectura que hay miles de niñas en todo el mundo sufriendo esta situación, lo cual lo vuelve un tema abrumador y complicado de digerir.


  Como mencioné esta no es una novela romántica ni juvenil así que no lo recomiendo como una lectura para cualquier edad, pero si deseas adentrarte a esta historia, adelante. Personalmente me ayudó a ser más conciente sobre una de las mayores problemáticas actuales de las que casi nadie gusta hablar o prefieren ignorar. Y aunque normalmente me disguntan mucho las novelas que contienen este tipo de situaciones creo que Peggy Kern logró crear una historia donde pudieramos sentir empatía hacia Michelle y todas las demás niñas y jovenes de la historia. Ella misma tuvo que aventurarse a investigar entre las mujeres que pasaron o están pasando por este tipo de situaciones por lo que creo que es un libro que vale la pena leer ya que el trasfondo tuvo una buena investigación. 

  Espero se animen a leerlo, es una de las pocas lecturas que he podido hacer estre este mes y el anterior, pero en definitiva fue una muy buena. Claro que no es la gran lectura del siglo, pero si deseas algo que esté más basado en la realidad esta puede ser una buena opción para un fin de semana.

  ¿Ustedes lo han leído o le darían una oportunidad?
  ¡Nos leemos!


 

Esperanza Guzmán

Esperanza Guzmán. Estudiante de arquitectura. 20. Amante de los comics, los buenos libros y madre de un cachorro malamute

4 comentarios:

  1. Se ve bueno el libro amiga, gracias por tu reseña. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! No conocía el libro pero me interesa de que va. Sobretodo por el comentario al final de la autora, es un tema que nos rodea y no todos se animan a tocar. Espero cruzarme con el pronto. Muchas gracias por la reseña y por hacerme conocer el libro.
    No leemos ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Holaa! Pues tiene muy buena pinta la verdad, me lo apunto para leerlo

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. No son los temas que me gustan o acostumbro leer en los libros o que en lo personal yo escoja leer, no me importa leerlos ya que ve a veces vienen mencionados en ciertos géneros, pero en fin, no es una lectura que escoja por elección, son temas muy delicados también, y que los autores deben saber escribir. En fin.

    SALUDOS XOXO

    ResponderEliminar