Reseña: The unexpected everything - Morgan Matson



Título: The unexpected everything
Autor: Morgan Matson
Editorial: Simon and Schuster
Páginas: 519
Publicación: 2016
Recomendación: +15
Puntuación: 5 | 5

Andie lo tenía todo planeado.
¿Un importante internado? Listo
¿Increíbles amigos? Listo 
¿Chicos? (Listo siempre y cuando no hablemos más de tres semanas)

Pero todo eso fue antes del escandalo político de su padre. Antes de tener que estar en la misma casa que el. Antes de pasear un loca cantidad de perros. Eso fue antes de Clark y esos pocos meses que pudieron cambiar su vida entera. Porque esta este asunto -si todo saliera como lo planeamos, jamas podrías encontrar lo inesperado. ¿Y qué hay de divertido en eso?

 Dios mío. No sé cómo explicarles lo mucho que me gustó esta historia. ¡Esta increíble! Lo sé, lo siento. No se supone que deba de fangirlear al respecto, pero honestamente no había leído algo tan fresco en muchos meses. Esta novela lo tiene todo y con mucho gusto les hablaré de ella para después seguir emocionada.

“Because believing you’re not alone is the cruelest trick of all.”
Morgan Matson, The Unexpected Everything

  Andie es hija de de un congresista que tiene planeado todo el verano en un internado de pre medicina para agregar actividades a su currículum, pero todo se demorona cuando su padre es fichado para una investigación a causa de su trabajo como congresista. De esta manera, Andie pierde la carta de recomendación para entrar al internado y tiene que comenzar a buscar un plan B en el cual invertir su tiempo.  

   Un día encuentra un anuncio extraño sin mucha información para un trabajo de verano, sus amigos se burlan pensando que de esa forma comienzan las historias de secuestro, pero la animan cuando acepta trabajar paseando perros pese a que la única interacción que tuvo con alguno de ellos fue el perro de un ex novio con el que ni siquiera duró mucho tiempo. Eso y que el gato de una de sus mejores amigas no parece llevarse muy bien con ella. Tampoco es que sea una actividad increíble a mencionar cuando mande su solicitud a la universidad, pero es lo único que pudo encontrar. 

   En el mismo camino conoce a Clark, Clark Bruce para ser exacto (Lo que me da mucha risa y estoy segura de que encontrarás las referencias si lo analizas un poco), un chico que Andie no deja de describir como lindo y con el que comenzará a convivir diariamentente al tener que sacar a pasear a su perro -que no es su perro- Bertie.

  
  Este es un libro gordo, donde hay muchos personajes y cada uno cuenta, Morgan Matson se preocupó y encontró la manera de que las relaciones de Andie fuesen representadas del modo correcto. Sus amigos eran increíbles y me hacían desear haber tenido veranos como los que ellos estaban disfrutando; se planteó una relación con su padre algo rota en la que capítulo a capítulo veíamos cómo trataban de arreglar esa relación de padre-hija que logró hacerme sonreír en algunas escenas. También, al final, tenemos otro personaje, Clark, quien será el interés romántico de Andie y con el que no necesariamente empezó con el pie derecho.

   Esta novela habla sobre las relaciones que uno tiene en su vida, cómo las tratamos y cómo crecen o pueden afrontar problemas. Cuenta con el diálogo necesario y con narrativa que nos hace reflexionar y asimilar escenas de una forma más rápida. Eso es un punto a favor, porque en ningún momento sentí que le hacía falta algo o sobrecargaban las escenas de información que no importaba.

  Algo que me encantó es que Clark, aunque sólo tiene 19 años, es un escritor desde los 14 años. ¡En serio! Podemos encontrar fragmentos de su escritura a lo largo de la historia donde nos muestra escenas de sus personajes y frases hermosas y que van de acuerdo a lo que la historia original nos narra.

   Incluso el padre de Andie se hace adicto a sus historias y como vemos en esta conversación de whattsapp, es un papá único. ¿Cuántos de nosotros tenemos papás que nos entiendan de esta forma cuando un libro nos destroza el corazón?

   En serio, chicos, sólo puedo mencionar cosas buenas de esta historia, incluso los dramas que pueden haber se entienden. Digo, quién no ha tenido dramas de verano entre sus amigos cuando parece que no pueden estar de acuerdo en un mismo tema, o cuando enfrentas miedos del futuro al no saber qué hacer, a dónde ir o confiar en que alguien se quede más tiempo de lo que esperabas.

  Tal vez es porque soy amante de los perros pero creo que cada uno aportaba algo bueno en la historia, ayudaban a Andie a comprender qué es lo que realmente disfrutaba hacer y descubrió que cuidar un perro enfermo durante la noche puede que resulte más satisfactorio si ignoramos que vomite sobre nosotros.  

   En cuanto al final, creo que estuvo bien. Me hubiera gustado que nunca hubiera terminado, pero como cada historia y cada verano, llega al fin. Creo, después de todo, que fue una buena historia,dulce, fresca, divertida y completa. No es una novela dramática, pero conocemos a lo largo de la historia las experiencias y dificultades que Andie llega a encontrar en cuanto a lo que conoce o cree conocer. 

  Definitivamente una novela juvenil para disfrutar este verano. Y en mi caso llegó a inspirarme para aventurarme un poco más y explorar nuevas actividades. 

¿Qué te pareció? ¿Le darías una oportunidad?
¡Nos leemos!   

Share this:

COMENTARIOS

0 pequeño(s) monstruo(s) han comentado:

Publicar un comentario