TIPS/ ¡CONSEJOS PARA CUIDAR TUS LIBROS!


¡Hola, susurradores!

Esta es la tercera entrada de la sección de Consejos lectores y me ha parecido buena idea compartirles algunos tips sobre cómo darle un mantenimiento a tus estanterías y libros para que no se conviertan en un montón de papel doblado o portadas llenas de dobleces o rayones.

Primero que nada, hablemos de como los libros hablan de ti: Nunca van a reflejar un aspecto negativo, sea el aspecto que tengan. Normalmente, es muy común que se crea que una estantería tiene que estar perfecta, colocada por abecedario, tonalidades, editoriales, tamaños... ¡La verdad es que no hay un orden perfecto! Si no te tomas la molestia de tener un tipo de organización para acomodarlos, no significa nada: son libros, pero tu escoges cómo se van a ver en tu habitación. 

Si tu desición es que queden bien conservados por muchos, muchos años, es importante saber que la acumulación de polvo, presencia de moho e incluso la luz, pueden resultar peligrosos para los libros.

Ten un área destinada para todos tus ejemplares.  

Este podría ser un punto bastante obvio pero en muchas ocasiones cuando tenemos cierta cantidad de libros, no los tenemos en un mismo lugar y no me refiero a que tengas una habitación especial para ellos o una biblioteca, pero tenerlos acomodados en un estante puede resultar ser de mucha ayuda. 

Si eres de las personas que suele dejarlos por todas las habitaciones de tu hogar, puede que terminen en accidentes, perdidos o maltratados por terceros.

No comas ni bebas mientras lees 


Otra recomendación clásica. Sé que muchas veces podemos quedar absortos leyendo por horas y no queremos interrumpir la lectura por miedo a perder la emoción, pero mi consejo es que tomes una pausa para comer o beber cualquier cosa. Imagina que tu libro favorito termine con una mancha de mostaza en la mejor escena de la historia. Terminarías molesto/a, y además, limpiar una mancha puede terminar en un error fatal.

Manténlos en un lugar con buena ventilación e iluminación 

Al ser hojas hechas de papel, estas pueden absorber cualquier humedad que se encuentre en la habitación y aunque a muchos les guste el olor a libros viejos, siendo honestos, no es muy agradable en una habitación entera. Así que procura que el aire pueda circular bien para evitar olores o que las páginas se hagan amarillas a una edad tan corta del libro.

Eliminar el polvo cada cierto tiempo

Tómate el tiempo cada ciertos meses o por lo menos una vez al año, pero es importante que tomes tus libros y los reorganices de vez en cuando para poder limpiar el polvo que queda atrapado entre ellos o en las partes expuestas del mismo. Ábrelos y permítete hojearlos un momento, de nuevo, la ventilación es importante para mantener vivas las hojas.

Utiliza un separador y no dobles su páginas


No tienes que comprar separadores especiales, puedes utilizar cualquier tarjeta o  similar para guardar la página en donde te has quedado. Si eres de las personas que no les importa mucho un pequeño dobles en alguna que otra hoja, adelante, pero te aseguro que muchas veces se agradecen estos pequeños detalles con el paso de los años.


No guardes nada dentro de sus páginas 

Esto va ligado al punto anterior. Nunca utilices flores como separador o con intención de conservarlas muchos años,  literalmente recuerda que se trata de una flor y no vivirá mucho tiempo sin sus raíces. Lo que ocasionarías al guardar una en un libro sería un problema de olor, posibles manchas en el papel y vivirás teniendo que tener cuidado al abrir el libro para no estropear la frágil flor.

Por supuesto, no sólo hablamos de flores sino de cualquier otra cosa que no sea un marca páginas como comida, dulces o incluso billetes. Estos últimos puede que olvides que lo hayas colocado ahí y pase mucho tiempo hasta que los recuperes.


Procura no utilizar ningún tipo de tinta en sus textos 

Con esto me refiero al uso de marcadores, plumas o cualquier otro tipo de tinta que quieran utilizar para marcar frases o hacer anotaciones entre las páginas. Esto no está mal, pero las hojas tienden a absorber la tinta y esto provoca que se vuelvan amarillas más fácil. Si sólo te preocupa el aspecto exterior, siempre puedes hacer esto, pero si quieres que tus libros tengas un aspecto más limpio por más tiempo, es importante este punto.


Existen más consejos que podría compartirles, pero cada lector es único y con el tiempo uno encuentra las soluciones más practicas para cuidar sus libros o comics. Sólo procura mantenerlos en un espacio organizado y limpio. Procura no perder estos hábitos y así podrás revivir una y otra vez todas las maravillosas historias y aventuras de tus libros-


¡NOS LEEMOS!

You May Also Like

0 pequeños susurradores han comentado